Cinco Cosas Que Quisiera Que No Se Dijeran Mas Del Pulpito

imprrh@gmail.com —  October 14, 2013

Cinco Cosas Que Quisiera Que No Se Dijeran Mas

He estado yendo a la iglesia durante 46 años. Casi  47, si se cuentan los nueve meses en el vientre de mi madre. He visto lo bueno, lo malo, lo feo y lo bonito. Yo entiendo que el blog de hoy es muy subjetivo, pero sentí que tenía que decirlo.

Yo estoy enamorado de la iglesia, aun cuando es menos que perfecta, pero quisiera pedirles a las personas que pasan al frente un favor, ¿podrían ponerle fin a estas cinco expresiones?

 

1. “Buenos días. No los oigo. BUENOS DIAS”.

Sucede de esta manera: ” Buenos días a todos. (” Buenos días “, dice la congregación ) “No puedo oírlos, ¡BUENOS DIAS! (más fuerte y más firme ) ” La congregación aumenta el volumen. Esto es usualmente suficiente para aplacar a la persona con el micrófono, excepto a veces, cuando los ” buenos días ” son seguidos por “¿no comieron desayuno esta mañana?”, o  el siempre agradable ” ¿no ha sido Dios bueno contigo para que estés en silencio?”. Aquí les va un consejo: Sólo di buenos días, sonríe, y vuelve a sentarte. No necesitamos todo lo otro. Amamos a Dios. Eso no se mide por nuestro volumen.

2. “Ahora , para comenzar … ”

Esto suele suceder después del servicio de cantos, que plantea la pregunta: ¿Qué estabas haciendo por los últimos 15 minutos ? La verdad es que muchas veces el servicio de canto es relleno, sin ton ni son, no es intencional y es algo que hacemos mientras que las personas llegan. No creo que esa práctica honre a Dios o inspire a la gente . Por cierto, líder de canto, si usted va a pedir canciones favoritas de los reunidos en el culto, ¡asegúrese de que sabe más de 10 himnos!

3. ” Donde están dos o tres reunidos ” .

Esto sucede generalmente cuando son pocos asistentes (como al comienzo de la Escuela Sabática, reunión de oración o la sociedad de jóvenes). Lo que esa frase comunica es lastima,  en lugar de poder. Es un mensaje desastroso para enviar a las visitas. Piensa en ellos. ¿A quién le gustaría unirse a un grupo de personas que se sienten tan mal acerca de ellos mismos? Dios está presente donde hay 2 o 3, pero la aplicación más común de este texto no es lo que el escritor bíblico pretende transmitir. No somos víctimas, y el ” pobrecito nosotros” no tiene lugar en la casa del Dios viviente .

4. “Vamos a cantar esta canción dos veces.”

¿Por qué? Eso es todo. ¿Por qué?

5. “Oren por mí al cantar hoy, que estoy ronco”

¿Otra vez?
Vamos a trabajar juntos para hacer que el servicio de adoración sea una experiencia memorable, no olvidable. Para peticiones de oración por favor escríbeme a rhernandez@southernunion.com.

imprrh@gmail.com

Posts Google+