Cinco cosas que hacen los padres inteligentes para complicar el ministerio juvenil

imprrh@gmail.com —  September 9, 2013

De parte de los líderes juveniles en todos lados, a los padres en todo lugar: Los amamos y los apreciamos, pero a veces queremos estrangularlos (con amor ¡por supuesto!). Después de haber trabajado por 20 años junto a mi esposa (ella es la experta, yo solo hablo cuando me dicen) en el ministerio juvenil, he visto algunas cosas de parte de los padres que me gustaría corregir. Aquí hay cinco de los errores más comunes que los padres hacen:

1. Castigar a sus hijos con la iglesia.

Sí, lo escucharon bien. Johnny o María se portaron mal y los castigan con no pueden ir al Camporee o a la reunión de jóvenes. Creo que hay otras 1, 000,001 formas como puedes castigar a tus hijos. Por favor encuentra formas mejores. Un día querrás que él/ella asista y no querrá hacerlo. ¿Porqué hacer que ese día llegue antes? Con toda la oposición que la iglesia tiene estos días ¿de verdad necesitamos añadir esto?

2. Hacer que el líder juvenil trabaje más duro.

Muchas veces las personas que trabajan con grupos juveniles tienen hijos propios y son voluntarios que desean hacer una diferencia. No tienen mucho tiempo, tal como el resto de nosotros. Algunos padres hacen el menor esfuerzo posible para que sus hijos se involucren en actividades juveniles. Lo siguiente ha sucedido demasiadas veces: Padres que no recogen o llevan a sus hijos a la reunion del club o actividad. Después de un viaje largo para una salida, ellos esperan que el líder juvenil los lleve hasta su casa. Una vez, regresando de una actividad, una de los adolescentes en el carro contactó a sus padres quienes le dijeron que no la podían recoger. Después de media noche, tuvimos que ir y dejarla en sus casas. No nos molestó, pero ¿de veras?

3. Nunca involucrarse, pero hacer un gran escándalo cuando no te gusta ___________.

Escribir cartas y quejarse por rumores o comentarios que otros padres hicieron. ¿No te encanta cuando los padres que no trabajan y no han asistido a ninguno de los eventos, de pronto, te escriben correos electrónicos repugnantes porque uno de los eventos o situaciones no salió bien? Honra a tus trabajadores juveniles. No son perfectos y necesitan corrección igual que nosotros. Dales gracia. Ellos cuidan de tus hijos.

4. Utilizar a los hijos de peones

Algunos miembros de iglesia utilizan a sus hijos para juegos políticos. Boicotear eventos y alimentarles con preguntas tendenciosas provenientes de un adulto son formas destructivas de dañar la fe de tus adolescentes. Esta generación piensa que la iglesia es superficial. Miran a la gente de la iglesia actuando politicamente y se desaniman. Pelea tus propias batallas. Los hijos no son tus peones, mensajeros o aliados políticos.

5. Asistir a un evento del ministerio juvenil y ¡olvidarse QUE ES PARA JÓVENES!

Algunos de estos errores incluyen interrumpir la lección y no dejar que los adolescentes hablen, criticando la música, el vestido y el contenido del programa. ¡No es para ti! No llegues al campamento y demandes silencio a las 10 p.m. Pídele a Dios paciencia y un nivel de tolerancia más alto. Lo necesitarás.

Oro por todos los líderes juveniles allá afuera. Honramos su servicio y dedicación. ¿Me acompañas a hacerlo tú también?

 

Roger Hernandez es el Director de Ministerio y Evangelismo de la Unión del Sur (de la IASD). Se ha presentado en múltiples eventos, incluyendo campestres, convenciones de liderazgo, cruzadas evangelísticas y eventos de entrenamiento. Es el autor de cinco libros, el más reciento, Epic Fall [Caída Épica], publicado en 2011. Su esposa es Kathy y sus hijos, Yessenia, Deisy, Vanessa y Jonathan.

imprrh@gmail.com

Posts Google+