ESPANOL- Tres Errores de los Padres

imprrh@gmail.com —  November 4, 2012
Tres errores comunes de los padres

La historia de Samuel y Eli, es un recordatorio a todos los padres de la realidad de que nuestros hijos pueden escoger no seguir al Dios que servimos. Tanto Eli como Samuel, fueron padres que trabajaban para la iglesia que perdieron a sus hijos. Analizando su vida, podemos discernir 3 errores a evitar.

1. Resignación sin acción.

1 Samuel 3:18 Entonces Samuel le contó todo a Elí; no le ocultó nada.—Es la voluntaddel Señor —respondió Elí—. Que él haga lo que mejor le parezca.

Samuel sabía lo que sus hijos eran. Por un lado, es importante aceptar la voluntad de Dios en todo. Pero por otro lado, al leer la actitud de Samuel, no vemos un padre que lucha por salvar a sus hijos hasta el final, sino que se resigna a la realidad que se van a perder. Pienso que lo peor que me podría pasar a mi, es que mis hijos se pierdan. Luchare hasta mi último aliento, mi último centavo, para hacer lo que sea necesario para que estén conmigo en el cielo. Si al final del día, no están allá, no será por falta de esfuerzo. No te des por vencido.

2. Asignación sin discernimiento.

1 Samuel 8:1 Cuando Samuel envejeció, nombró a sus hijos como jueces de Israel. 2 Joel y Abías, sus hijos mayores, establecieron su corte en Beerseba. 3 Pero ellos no eran como su padre, porque codiciaban el dinero; aceptaban sobornos y pervertían la justicia.

 Alguien dijo que los niños son “libros para ser leídos, no escritos”. Tanto Eli como Samuel asignaron a sus hijos a trabajos para los cuales no estaban calificados, y aun cuando estaban haciendo su trabajo equivocadamente, los dejaron en las posiciones originales. Mi trabajo como padre no es que mis hijos escojan la carrera que yo quiero, sino descubrir como Dios los creo a ellos y desarrollar ESOS talentos. Lo comparo a un “rompecabezas”. Cuando el niño nace, Dios me regala un rompecabezas de una flor (un ejemplo). No puedo armar ese rompecabezas para que se parezca un caballo. ¡Es una flor!

3. Proximidad sin relación.

1 Samuel 2:22 Ahora bien, Elí era muy viejo, pero estaba consciente de lo que sus hijos le hacían al pueblo de Israel. Por ejemplo, sabía que sus hijos seducían a las jóvenes que ayudaban a la entrada del tabernáculo.

Like this: