ESPANOL- Cuida tus hijos primero

imprrh@gmail.com —  October 31, 2012

Devocional para hoy: Cuida los tuyos primero

Eli y Samuel fueron dos líderes religiosos. Uno un sacerdote. Otro un profeta. Tenían varias cosas en común, pero la más triste fue la incapacidad de mantener a sus hijos cerca de Dios. Podemos aprender tres cosas:

1. Un padre espiritual no garantiza hijos espirituales. Aquí van dos textos dolorosos:

1 Samuel 2:12 Ahora bien, los hijos de Elí eran unos sinvergüenzas que no le tenían respeto al Señor 13 ni a sus obligaciones sacerdotales.

1 Samuel  8:1 Cuando Samuel envejeció, nombró a sus hijos como jueces de Israel. 2 Joel y Abías, sus hijos mayores, establecieron su corte en Beerseba. 3 Pero ellos no eran como su padre, porque codiciaban el dinero; aceptaban sobornos y pervertían la justicia.

Lo he visto vez tras vez. Lideres religiosos que tienen más tiempo para las responsabilidades de la iglesia que para su familia. Solo porque tus hijos están expuestos a cristianismo no garantiza que serán cristianos. Yo no conocí a Jesús hasta los 22 años, y soy hijo de pastor. Asegúrate que conocen a CRISTO no tan solo las normas, costumbres y ritos religiosos.

2. Hijos con dificultades, dificultan el ministerio del padre.

1 Samuel 8:4 Finalmente, todos los ancianos de Israel se reunieron en Ramá para hablar del asunto con Samuel. 5 «Mira, Samuel —le dijeron—, ya eres anciano y tus hijos no son como tú. Danos un rey para que nos juzgue así como lo tienen las demás naciones».

En ambas historias, las decisiones de los hijos afectaron el ministerio del padre. El problema de los hijos, era conexión con la iglesia (institución) y desconectados de Dios (creador). No hay peor cristiano que aquel que sigue ritos, sin relación.

3. La mejor estrategia es cambiar prioridades.

1 Samuel 3: 18 Entonces Samuel le contó todo a Elí; no le ocultó nada.

—Es la voluntad del Señor —respondió Elí—. Que él haga lo que mejor le parezca.

Vemos en Eli, resignación sin acción. Vemos en Samuel molestia sin cambio. Aunque la Biblia no da detalles específicos, podemos ver dos padres que no cambiaron prioridades, y afectaron a su familia. ¿Qué cambios puedes hacer, padre, para poner a Jesús primero en tus hijos?

Cierro con una historia:

Una madre perdió a su hijo de 17 años en un accidente automovilístico. En el funeral, estaba triste pero no desesperada. Le preguntaron la razón de su paz. Ella dijo: “Cuando mi hijo estaba vivo, era prioridad para mi. Sacrifique mi trabajo para estar con el. No puedo mirar hacia atrás y sentirme mal, porque cada minuto posible lo dedique a él. Por eso no lloro con desesperación hoy.”

Yo quiero que mis hijos conozcan a Jesús, no solo a la iglesia. ¿Y tú? Ora por tus hijos hoy.

imprrh@gmail.com

Posts Google+