ESPANOL- Oracion es Declaracion de Guerra

imprrh@gmail.com —  October 30, 2012

Declaración de Guerra

La oración es una arma clave en la lucha contra el reino de las tinieblas. Aquí hay tres lecciones acerca de la oración que debiéramos recordar, basadas en 1 Samuel 7:

1. La oración es efectiva cuando va acompañada por obediencia.

1 Samuel 7: 3 Entonces Samuel le dijo a todo el pueblo de Israel: «Si en realidad desean volver al Señor, desháganse de sus dioses ajenos y de las imágenes de Astarot. Tomen la determinación de obedecer sólo al Señor; entonces él los rescatará de los filisteos». 4 Así que los israelitas se deshicieron de todas sus imágenes de Baal y de Astarot y adoraron únicamente al Señor.

Los israelitas entendían un concepto que a veces se nos escapa. No hay eficiencia sin obediencia. Al quitar todos los estorbos, el rio de bendiciones puede fluir mas fácilmente. La obediencia no nos gana el cielo, pero hace la bendición mas accesible.

 

2. La oración es mas efectiva cuando va acompañada por otras disciplinas espirituales.

1 Samuel 7:5 Después Samuel les dijo: «Reúnan a todo Israel en Mizpa, y yo oraré al Señor por ustedes». 6 De manera que se reunieron en Mizpa y, en una gran ceremonia, sacaron agua de un pozo y la derramaron delante del Señor. Asimismo no comieron durante todo el día y confesaron que habían pecado contra el Señor. (Fue en Mizpa donde Samuel se convirtió en juez de Israel).

En el pasaje de hoy, la oración fue combinada con otros elementos que son de suma importancia:

Ayuno- aclara la mente.

Adoración- enfoca la atención hacia Dios.

Arrepentimiento sincero- destruye impedimentos.

Vemos a Samuel ofrendando un cordero, a la comunidad israelita uniéndose con un mismo propósito. La oración nunca viene sola. Hay otros elementos que le restan poder o le añaden efectividad,

 

3. La oración efectiva, es en efecto, una declaración de guerra.

1 Samuel 7:7 Cuando los gobernantes filisteos se enteraron de que Israel se había reunido en Mizpa, movilizaron a su ejército y avanzaron. El miedo invadió a los israelitas cuando supieron que los filisteos se acercaban.

Alguien dijo que la oración no es la preparación para la guerra, sino que la oración es la guerra. Cuando oramos, debemos estar listos para el contra-ataque que de seguro vendrá. A veces esa realidad puede causar miedo, pero en vez de retirarnos, ¡sigamos orando!

4. La oración efectiva es consistente.

1 Samuel 7:8 «¡No dejes de rogarle al Señor nuestro Dios que nos salve de los filisteos!», le suplicaron a Samuel.

Muchas veces dejamos de orar justo antes de que la oración sea contestada. Persevera. Se paciente. Espera en el Señor. No puedes adelantar la respuesta, ese no es tu trabajo. Tu trabajo es orar. El trabajo de Dios es decidir.

¡A orar se ha dicho!

imprrh@gmail.com

Posts Google+